<img src="https://d5nxst8fruw4z.cloudfront.net/atrk.gif?account=MwRGo1IWhe10uG" style="display:none" height="1" width="1" alt="">
Electrodomésticos | martes 4, abril 2017 | Por: José Hernández

¡Alto! Lee esto antes de comprar una televisión 4K

Esta tecnología comenzó a ganar auge luego del CES 2014. De un momento a otro los fabricantes decidieron comenzar a desarrollar televisores con una “súper resolución”, capaces de ofrecer más colores y una tasa de cuadros superior a cualquiera otra antes vista. Pero no siempre la fórmula “más es mejor” es certera. Te explicamos los pros y contras de comprar una TV 4K.

 
television-4k-recomendaciones-para-comprar-shutterstock.png

 

Marcas como Samsung, LG, Sony y Panasonic comenzaron a producir estos televisores, que en números generales, ofrecen una resolución mínima de 3840x2160 píxeles. Ell equivalente a cuatro veces la resolución de una televisión normal. Lo que no se detuvieron a considerar era si los usuarios notarían la diferencia entre una pantalla HD y una UHD (Ultra Hight Definition).

 

¿Por qué? Depende de la visión del usuario y del contenido.

 

Recordemos lo que sucedió cuando las TVs 3D llegaron a Guatemala. Todos querían una, pero cuando se dieron cuenta que tenían que usar lentes todo el tiempo para ver el 3D, hubo una desaceleración y con esta, el olvido del 3D en casa. El contenido original en 3D era costoso y el “emulador” que convierte cualquier programa a tres dimensiones, obviamente no era tan preciso. Por cierto, los televisores solo traían un par de lentes y el otro par extra costaba un poco menos de mil quetzales. Nada alentador.

 

Es comprensible por qué esta tecnología no copó las salas familiares de los guatemaltecos. Y algo similar podría suceder con el 4K. La oferta de contenido en esta resolución no es de producción masiva, como lo es el consumo y el tiempo en que la brecha tardará en cerrarse, son milenios en términos tecnológicos.

 

La oferta de contenido en 4K es un punto crucial a considerar.

 

Incluso Netflix, que funciona muy bien en el país en consolas de videojuegos o en aplicaciones nativas de las SmartTVs, solo ofrece contenido en Full HD. Transmitir en 4K requeriría de una velocidad de internet que es muy poco probable que tengan en el país.

 

Siendo conscientes, el uso que la mayoría de usuarios le da a la televisión es para ver programación por cable, que, dicho esto, ya cuenta con varios canales en Full HD, pero no 4K.

 

Entonces ¿qué sucede en este caso? Sencillo, el televisor 4k reconoce el ingreso de la señal y percibe que habrán píxeles que no tendrán información, ya que la resolución de entrada es menor que la de la pantalla. Por lo que emula o copia información de los píxeles cercanos para rellenar la imagen. Si esto sucede con la señal Full HD, ni siquiera hablemos de la señal original de cable.

 

Diríamos que las pantallas más grandes no siempre representan más beneficios y siempre lo mejor es investigar antes de comprar.

Deja tu comentario:

Lo más nuevo

otros tags