<img src="https://d5nxst8fruw4z.cloudfront.net/atrk.gif?account=MwRGo1IWhe10uG" style="display:none" height="1" width="1" alt="">
Tecnología | martes 18, abril 2017 | Por: José Hernández

Cómo tener dos smartphones y no morir en el intento

El año pasado el número de smartphones en el mundo rompió un nuevo récord. En la actualidad, tener uno ya no es novedad. Sin embargo, nuestro acelerado ritmo de vida ha dado lugar a un nuevo fenómeno. Hoy, la línea que dividía a la casa y la oficina se ha borrado y con trabajos que cada vez demandan más tiempo, es común ver cómo las horas en el hogar se convierten también en horas de oficina.

 

Por lo que la solución lógica es: conseguir un segundo teléfono dedicado a asuntos del trabajo. Estas son algunas razones por las que deberías tenerlo.

 

Control

Para algunas personas el simple hecho de pensar en tener dos teléfonos les parece una pesadilla sacada de una mala película de horror. Pero antes de alimentar esta idea piensen en lo siguiente: cuando llegas a casa luego de una larga jornada y lo que quieres es realmente dedicarte a descansar, la última cosa que quieres es recibir un correo que cambie tu estado de ánimo, creando estrés y afectando a las personas cercanas a ti. Con dos teléfonos, literalmente puedes dejarlo a un lado y apagarlo. Claro, no es tan sencillo, pero puedes hacerlo.

 

Si bien los smartphones con doble SIM funcionan básicamente igual, la tentación de ir a revisar algo relacionado al trabajo justo antes de dormir o durante la cena, te deja con la tentación abierta.

 

930x500-Como-tener-dos-smartphones-y-no-morir-en-el-intento.jpg

 

Seguridad

 

Cuando la oportunidad se presente, la compañía puede pedirte el dispositivo que te han dado para revisarlo y darle mantenimiento. Quizás instalarle un software especial o actualizarlo. En casos extremos, necesitarán formatearlo por completo. Con un teléfono laboral la probabilidad de que encuentren contenido personal se reduce. Así que no perderás recuerdos o documentos importantes.

 

Roaming

 

Para quienes su puesto requiere viajar constantemente este es un beneficio sin igual. Imaginen que los envían a Londres durante dos semanas para atender a una capacitación pero la empresa necesita que les envíes documentos de tu trabajo diario importantes para revisión.

 

Si usas tu teléfono personal sabes que estarás limitado al WiFi público y que podrías comprometer el flujo de trabajo con la intermitencia en la conexión. Con un smartphone dedicado al trabajo (y mejor si lo provee la compañía) los gastos de roaming y uso de datos fuera del país de origen corren por la empresa y no te irás de espaldas cuando veas la próxima factura de tu línea.

 

Estos son solo algunos beneficios que hemos encontrado. Cuéntanos en los comentarios qué harías con dos teléfonos.

Deja tu comentario:

Lo más nuevo

otros tags