<img src="https://d5nxst8fruw4z.cloudfront.net/atrk.gif?account=MwRGo1IWhe10uG" style="display:none" height="1" width="1" alt="">
Software y Apps | martes 4, abril 2017 | Por: José Hernández

Detalles de la “guerra” entre WhatsApp, Instagram y Snapchat

Desde que Facebook adquirió poco a poco estas redes sociales, se convirtió en un conglomerado con más de 2.5 billones de usuarios, un poco menos de la mitad de toda la población mundial. Pero si cada plataforma tenía su propia naturaleza, ¿por qué cada vez se parecen más?

 

detalles-guerra-snapchat-instagram-whatsapp-shutterstock.png


Los Estados en WhatsApp y el Messenger Day nos confirman la orientación de Facebook de alinear todas su aplicaciones, cosa que ya ha tenido efectos contraproducentes, especialmente en Snapchat.


Según TechCrunch, la creación de historias en Snapchat decreció 40% desde la incursión de estas en Instagram. Lo que nos deja con la interrogante sobre si están propiciando un “canibalismo” de usuarios dentro de estas aplicaciones o promoviendo la migración sin perder actividad en las otras redes.


Lo cierto es que desde el año pasado, estas cuatro plataformas sociales se están asemejando cada vez más. Si miramos un poco en perspectiva, están replicando el modo de interacción más utilizado para mantener la atención y actividad de los usuarios. Sin embargo, para estos, las plataformas están perdiendo su individualidad y honestamente se está haciendo abrumador mantenerlas actualizadas.


Además de las “historias”, hay otras características que han sido víctimas de un “copy+paste” de igual manera. Por ejemplo los videos en vivo. Facebook sorprendió a todos con la adopción de transmisiones en vivo de la misma forma que Twitter ya lo hacía con Periscope. Meses después Instagram agregó esta función con la singularidad que puedes ver el video solo mientras transmiten en vivo, no después.


Si algo hemos aprendido de nuestra experiencia en redes sociales y de quienes las manejan, es que las plataformas cambiaran en torno a dos factores: el público y el mercado. El primero es el más cambiante. La manera en que un usuario de la Generación X usa Snapchat o Instagram es diferente a como un milenial lo hace, o alguien de la Generación Z.


Pensaríamos que los milenials son el target de estas plataformas, pero no es así. Son los “Gen Z-ers”, los post-milenials por así llamarlos.


Mientras los milenials crecieron con el World Wide Web, estos lo hicieron con las redes sociales. Ellos piensan más rápido y basan su vida virtual en la frase “blink, share, laugh, forget” (Parpadea o mira, comparte, ríe, olvida).


Haber crecido envuelto por las redes sociales con algoritmos que borran todo cada diez segundos, actualizaciones de ubicación, videos en vivo y reacciones con emojis, ha alterado y reducido el sentido de comunicación al plano visual. El promedio de atención de esta generación es de no más de diez segundos, sus mentes fueron, de alguna manera, moldeadas para procesar todo más rápido que las generaciones anteriores. Así que mientras estás leyendo este artículo, seguramente ellos ya lo terminaron, lo compartieron con un emoji, lo discutieron y abrieron WhatsApp para preguntarles a sus amigos qué les pareció el nuevo video de Ed Sheeran.


Y para Facebook esto significa crear o modificar WhatsApp, Messenger, Instagram y Snapchat para que tengan todo, todo el tiempo y en un solo lugar. Lo que resuelve la pregunta inicial sobre si hay una “guerra” entre apps.

Deja tu comentario:

Lo más nuevo

otros tags