<img src="https://d5nxst8fruw4z.cloudfront.net/atrk.gif?account=MwRGo1IWhe10uG" style="display:none" height="1" width="1" alt="">
Tecnología | martes 3, enero 2017 | Por: Josh Veliz

¡Eh, esto es lo último en tecnología! MacBook Pro Review

El pasado 27 de octubre Apple presentó su nueva línea de computadoras portátiles. Esta movida por parte de los de Cupertino supone un refresh para su línea de ordenadores más aclamados.

 

Me gustaría pensar que estamos ante la más grande innovación que hasta ahora se ha sacado de la manga Apple y que está trazando el camino hacia el futuro, me gustaría. Pero de entrada podemos ver que no se trata más que de un nuevo MacBook –un poco más rápido eso sí–, pero que aún no se atreve a dar el salto definitivo a lo touch.

 

Esa famosa touchbar que está debutando en los nuevos MacBooks no es más que una forma de decirnos “¡eh, esto es lo último en tecnología y lo deben comprar porque somos Apple!”. Aunque claramente es un poco más de lo mismo, solo que con más brillitos.

 

keyboard_medium.jpg

Foto: Apple

 

Quizá te preguntes si es o no una buena idea comprar esta nueva MacBook. Realmente me gustaría poder recomendar este nuevo ordenador de Apple, pero aunque elogiemos el procesador i5 o i7 de sexta generación con cuatro núcleos, el nuevo touchbar con el touch ID, el disco en estado sólido con hasta 3GB/S de escritura y la buena tarjeta gráfica con la que contará, no es más que un ordenador portátil un poco más rápido, pero… ¿vale la pena realmente dejar a nuestro viejo y siempre confiable MacBook? Realmente no lo creo necesario.

 

Ese MacBook early del 2011 con el que siempre he contado sigue siendo una arma poderosa a la hora de editar, animar y diseñar, todo esto en mi caso, claro. Mi MacBook early del 2011 tiene también un procesador i7; cuenta con 16GB de RAM, 1GB de tarjeta gráfica y un jugoso SSD de 1TB. ¿Me haría el nuevo touchbar cambiar de opinión en relación sobre cambiar mi viejo ordenador portátil?: No.

 

No creo que muchas personas compren este nuevo MacBook más que por pura moda, por efecto cardumen. Muy bonito está el nuevo MacBook, mola mucho, dirían por ahí, pero realmente aún no me parece suficiente innovación para hacerme cambiar mi leal MacBook de toda la vida.

 

¿Qué hay de los profesionales? Todos los que alguna vez tuvieron a bien comprar un MacBook para fines más específicos como: diseño, edición de vídeo, animación, etc, no creo que realmente se sientan satisfechos con lo que ofrece este nuevo ordenador de Apple. No obstante, del que menos se ha creído capaz de ofrecer óptimos ordenadores para este tipo de trabajos, sí que lo ha hecho: Microsoft.

 

Con la llegada de su nuevo ordenador: Microsoft Surface Studio, creo que los de Redmond le han sacado ventaja a los de Cupertino con respecto a uno de los targets más grandes que había tenido por años Apple: los artistas audiovisuales.

 

Continuando con la nueva MacBook, vamos a plantear un par de problemas comunes en los que nos dedicamos a las artes audiovisuales… Queremos descargar la SD de nuestra cámara: necesitaremos un adaptar de USB C a SD; necesitamos añadir un monitor extra para mejorar nuestro espacio de trabajo: necesitaremos un nuevo adaptador. ¿Qué tal si necesito trabajar desde un disco duro externo? Déjame adivinar, también necesito un adaptador, adaptador que por supuesto, Apple ya se ha encargado de crear y vender a un precio “cómodo”.

 

Macbook.jpg

Foto: Apple

 

Apple muestra con orgullo son esos cuatro Thunderbolt 3, también conocidos como USB Type C, ese nuevo USB con el que Apple tanto ha querido llamar la atención. Estos puertos si bien son multiusos, tendremos que tener en claro que todos ellos deberán ir acompañados de diversos adaptadores dependiendo de lo que queramos hacer.

 

Es irónico que el clásico puerto Jack 3.5 mm que Apple decidió quitar en el iPhone 7, sí esté presente en el nuevo MacBook. Todo hubiese apuntado a que este tradicional puerto estuviera ausente en estos nuevos ordenadores.

 

Ni siquiera podrás poner a cargar tu nuevo y flamante iPhone 7 a través de tu nueva MacBook, sin antes pasar por la store de Apple por un adaptador de lightning a USB tipo C, el cual cuesta US$19.00. Todo esto gracias a que a Apple también le pareció buena idea no poner aún el famoso puerto del futuro en sus nuevos teléfonos.

 

Todo esto no apunta más a que en el 2017 de seguro Apple hará de una vez por todas la transición de lightning a USB tipo C en el iPhone y iPad, para que así, esta sea quizá una de las características más sobresalientes en sus nuevos dispositivos móviles y que a su vez, todos pierdan la cabeza por ellos.

 

Como mencionó alguna vez el mismo Steve Jobs en entrevista: al parecer los product person ya no son quienes dirigen la compañía, ahora son los de ventas y marketing, porque esta nueva estrategia de Apple más parece económica que de tecnología.

Deja tu comentario:

Lo más nuevo

otros tags