<img src="https://d5nxst8fruw4z.cloudfront.net/atrk.gif?account=MwRGo1IWhe10uG" style="display:none" height="1" width="1" alt="">
Internet intentó borrar a los nazis, pero ¿funcionó?
Compartir
Comentar

Las demandas sociales en contra de los nazis subió de intensidad luego de Charlottesville e Internet trató de borrar y bloquear los rastros de estos radicales, pero ¿en realidad funcionó?

 

via GIPHY

Los intentos

 

Varias plataforma bloquearon a los grupos neonazis y supremacistas blancos después de la manifestación en Charlottesville, pero incluso antes, la extrema derecha ya perdía terreno online.

 

Twitter les suspendió un sin número de cuentas el año pasado. Patreon le dio de baja a Lauren Southern, quien intentó bloquear la ayuda para los migrantes del Mediterráneo. GoFundMe cerró la campaña de Kyle Chapman y Tim Gionet por “odio e intolerancia”.

 

PayPal actuó por su parte cerrándole su cuenta a Chapman también, así como a otros grupos de la derecha. Incluso, Reddit, que suele ser un terreno imparcial en cuanto a este tipo de creencias, le cerró la cuenta a dos extremistas de la derecha este año.

 

La lista sigue: Apple Pay, GoDaddy, CloudFlare, Sqaurespace, Network Solutions limitaron el servicio a clientes que incluso habían tenido el contrato desde 1994. Luego Uber, Airbnb y Spotify decidieron reducir la exposición de música, usuarios y anfitriones que tuvieran alguna relación con el racismo.

 

Sin duda estos servicios no pudieron identificar completamente todos los rastros de usuarios y contenido racista si los mismos usuarios no hubieran aprendido cómo reportarlo.

 

Este es uno de los movimientos recientes más importantes de la era virtual en la que la gente común y corriente, como tú y yo, podemos darle de baja a un contenido que consideramos ofensivo o que atenta contra los derechos universales de las personas.

 

¿Te suena algún caso o usuario en Guatemala a quien masivamente te gustaría bloquear? Es posible con este método.

 

Es interesante cómo las redes sociales, hablando de Facebook, Twitter y Google, pueden tener filtros que identifiquen comentarios como “peligrosos” para la comunidad u otros usuarios.

 

El algoritmo es eficiente, más no infalible. Según The Verge, hasta hace unos meses Facebook permitía catalogar una audiencia para enviar un mensaje pagado por frases como “odio a los judíos” y “cómo quemar judíos”. Tanto la red como las otras dos, expusieron disculpas al público por no ser lo suficientemente efectivos en la identificación y bloqueo de estos comentarios y usuarios que, de alguna u otra manera, logran esparcir mensajes de odio contra cierta parte de la población.

 

Al final, la mayoría de los nuevos nazis han sido identificados y reducidos con las medidas virtuales, pero seguro resurgirán porque los algoritmos, repito, no son infalibles.

 

Esto solo nos demuestra el poder de la gente, de los usuarios activos que identifican actividades como dañinas y no dicen “porque están en Facebook está bien”. Es un paso hacia adelante en el criterio web que todos debemos formar para el bien de nuestra vida virtual, ¿cierto?
José Hernández
Comentarios
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.