<img src="https://d5nxst8fruw4z.cloudfront.net/atrk.gif?account=MwRGo1IWhe10uG" style="display:none" height="1" width="1" alt="">
Películas y series | domingo 8, enero 2017 | Por: Josh Veliz

La princesa atípica: un homenaje a Carrie Fisher

Para despedir como se debe a Carrie Fisher, actriz que en vida encarnó a la Princesa Leia Organa, hemos decidido hacer un pequeño homenaje repasando los logros, carrera artística y su legado, que fue más allá de lo humano, trascendió galaxias.

 

Más que una actriz, una leyenda

Nacida en la fama, Carrie tuvo por padres al cantante Eddie Fisher y la actriz y cantante Debbie Reynolds. El camino ya estaba pavimentado para que Carrie alcanzara la fama a corta edad, y así fue…

 

En 1973, Carrie decide hacer a un lado sus estudios y meterse de lleno al mundo del espectáculo. Participa en el musical de Broadway: “Irene”, en el cual también participaba su mamá. Al poco tiempo de dejar el musical, Carrie tiene todas las intensiones de retomar los estudios, pero surge un proyecto nuevo, algo tan pequeño como Star Wars.

 

Carrie siempre se caracterizó por disfrutar mucho de la literatura, siempre se refugiaba de la mala vida familiar en los libros. De ahí se puede decir que adquirió ese amor por escribir.

 

 

 

Y es que para Carrie había un mundo después de Star Wars, el mundo de la escritura en el cual se vio sumergida. El cual no fue el único mundo en el que estuvo sumergida, pues las drogas y el alcohol fueron parte de las flaquezas que Carrie tuvo que afrontar en su vida; por la mala relación con su familia, por los divorcios múltiples de su madre, por el estrés, por lo que sea, Carrie también se refugió en las adicciones. Pero a pesar de esos limones con los que se topó en el camino, de ahí también supo sacar una buena limonada. Fue así como escribió varios libros sobre su vida.

 

Su legado

 

Wishful Drinking, Surrender The Pink y The Princess Diarist, son algunos de los tantos libros que escribió Carrie, y que la gente siempre recibió bien. En algunos de ellos nos contaba de su experiencia en las grabaciones de Star Wars, en otros sobre su vida y los problemas que tuvo que afrontar, y en otros simplemente hacía uso de su conocido sentido del humor y sarcasmo para autoparodiarse. 

 

 carrie.jpg    La princesa atípica

 

La princesa atípica

 

 

Tan hábil fue en la escritura que también trabajó como consultora de guiones, y en este campo, estuvo involucrada en la curación de varios guiones de películas como: “Sr. y Sra. Smith, Arma Mortal 3 y Hook”. Además, también “metió” mano en el guion de la segunda trilogía de Star Wars.

 

Carrie participó en películas aún antes de encarnar a Leia, en Shampoo (1975), para luego estar en Star Wars desde 1977 a 1983. Luego de encarnar a nuestra princesa intergaláctica favorita, Carrie no logró cuajar del todo en la pantalla grande. Apareció en algunos films como “Hanna and her Sisters”, “Los Hermanos Caradura” o “The ‘Burbs”, pero nada demasiado exuberante.

 

La TV también acogió a Carrie, incluso llevando su libro Wishful Drinking a la pantalla chica. También hizo varios cameos para series como: Saturday Night Live, Padre de Familia y 30 Rock. Catastrophe fue la última serie de TV en la que trabajó, y de hecho, la misma semana de su ataque cardiaco, ella estaba filmando en Londres. De ahí el viaje de Londres a Los Angeles que estaba realizando.

 

La princesa atípica

 

La princesa atípica

Carrie siempre demostró un carácter independiente, luchador y bastante emprendedor. De ahí quizá obtuvo la atención de George Lucas para el papel de Leia. Porque Leia no fue lo que solían y suelen ser las princesas.

 

Leia no fue la princesa tradicional de los cuentos de hadas, esa que tiene que esperar por su príncipe para ser rescatada. Esa que esta prisionera de un villano malvado o en otros casos más medievales, un dragón. Leia defendía tanto los ideales colectivos como individuales y siempre fue una guerrera en pro de la liberación, la liberación no solo de un pueblo sino de una galaxia entera.

 

Con un carácter atípico a lo que corresponde a la típica princesa objeto del deseo, Leia resultó ser más bien una influencer, una líder nata y una arma esencial en la liberación de la galaxia. Ya sea animando a Skywalker o inyectando disciplina a Han Solo. Por todo eso y más, Leia Organa siempre fue de inspiración para todas las pequeñas niñas que crecieron viéndola. Por eso es que te llevaremos siempre con nosotros Carrie. La fuerza siempre fue fuerte en ti, y seguirá estando contigo del otro lado.

 

Carrie siempre fue una lámpara a donde sea que llegaba, siempre contagiaba a todos con su actitud y su particular sonrisa. Ya sea con un bikini de metal, o con una túnica, dentro y fuera de las grabaciones, Carrie siempre irradiaba el cariño que tanto la caracterizó, la personalidad tan única que la llevó más allá de la pantalla grande: a nuestros corazones.

 

La princesa atípica

Hasta siempre Carrie, Leia…

Los fanáticos de Star Wars nos paralizamos desde el viernes 23 de diciembre cuando supimos lo del ataque cardiaco que nuestra querida princesa había sufrido.

 

Se nos informó que se había estabilizado. Las cuentas de sus hermanos, madre y amigos lo confirmaban, pero todo este mal presentimiento solo se vio aplazado para el 27 de diciembre, cuando se confirmaba la defunción de Carrie.

 

Lo que Carrie deja en el mundo trasciende las fronteras que aún el vasto universo de Star Wars impuso. Llega hasta el corazón de todos los que pudimos ver esa sonrisa tan característica de ella. Y solo nos queda desear que la fuerza que siempre fue fuerte en ella, permanezca ahora que ya es parte del universo.

 

Que la fuerza que siempre fue fuerte en ti, ahora nos acompañe a nosotros ahora que ya no estás, Carrie.

Deja tu comentario:

Lo más nuevo

otros tags