<img src="https://d5nxst8fruw4z.cloudfront.net/atrk.gif?account=MwRGo1IWhe10uG" style="display:none" height="1" width="1" alt="">
Software y Apps | martes 10, enero 2017 | Por: Josh Veliz

¿Por qué Uber sí, para Guatemala?

Uber inició labores en Guatemala este 12 de diciembre. Con ello, la compañía estadounidense busca acaparar más público latino y de esta manera y olvidarse de varios males sabores de boca que le han dejado otros países en los cuales se han opuesto a sus servicios.

Desde el punto de vista del guatemalteco tradicional, este nuevo servicio solo supone quizá un riesgo, algo en lo que no se puede confiar. Es normal que se tema a todo lo que no se conoce. Por ello decidí evaluar el tema desde los dos puntos de vista que Uber permite: el usuario y el piloto.

 

 

Uber-1.jpg

Foto: App Store

 

Desde el punto de vista de usuario: cuando ya nos hemos aburrido del tradicional servicio de taxis y del servicio de buses y colectivos, cuando ya no queremos experimentar más el servicio público de transporte guatemalteco, Uber aparece como una latente opción a tomar en cuenta.

 

No es la comodidad, es la seguridad. En otros países centroamericanos como Honduras los taxis no se encuentran en tan buenas condiciones, de hecho la mayoría de ellos son viejos y bastante descuidados. Esto es algo que no pasa en Guatemala (salvo con la mayoría de estacionarios).

 

Si bien los taxis guatemaltecos en su mayoría están en buenas condiciones, esto debido a las últimas regulaciones por parte de la Municipalidad de Guatemala, muchas veces se tiene bastante desconfianza de tal servicio. La desconfianza radica en varias experiencias de asaltos y demás atracos por parte de los mismos pilotos.

 

Además, la mala atención, la impuntualidad y demás improperios que el servicio tradicional del transporte público guatemalteco ocasiona en sus usuarios, puede suponer un plus para Uber.

 

Pero seamos honestos ¿se puede confiar en Uber realmente? ¿Supondrá el fin a tantos males en el transporte privado? Todo parece indicar que sí. Si bien he leído un par de comentarios que se burlan de la seguridad de Uber, este servicio ha demostrado ser bastante bueno en temas de confiabilidad. Además, es un servicio bastante puntual, económico y cómodo.

 

 

Uber-2.jpg

Foto: Uber

 

Si bien la atención a veces puede llegar a ser bastante condescendiente, debemos considerar que es mucho mejor que la tradicional. Además las tarifas son bastante accesibles.

 

Amarillo Express ofrece una tarifa que se puede calcular por distancia o tiempo: por distancia será de la siguiente manera: cuando el taxi vaya a más de 25 kilómetros por hora te cobrarán 80 centavos por cada 190 metros, es decir que cada kilómetro te costará aproximadamente Q4.00 quetzales con veinte centavos. Por su parte Uber te estará cobrando a Q2.27 quetzales el kilómetro. ¿Nada mal no? Esto supone un claro golpe para este tipo de taxis que supondrían ser uno de los máximos competidores de Uber.

 

Respecto a la tarifa por tiempo de Amarillo Express, la compañía cobra de la siguiente manera: si el taxi va a menos de 25 km/h se te cobrará también 80 centavos por cada 44 segundos que transcurran; en pocas palabras: es la tarifa para cuando hay tráfico. La contraparte, Uber, cobra Q0.45 por minuto, lo que supone un ahorro bastante significativo.

 

Supongamos que de ir de tu trabajo a tu casa hay 20 kilómetros, en Amarillo Express tu viaje te costaría alrededor de Q86.00, mientras que en Uber te costaría poco más de Q45.00.

 

Con este pequeño ejemplo hemos podido observar el ahorro que supone utilizar Uber. Pagaríamos casi la mitad de lo que usualmente pagábamos en el primer servicio, y esto sin tener en cuenta los viajes compartidos que Uber también ofrece.

 

Desde el punto de vista del usuario todo pinta bien, pero solo el tiempo y el constante uso de dicho servicio dirá si todo ha marchado tan bien como ahora promete marchar.

 

Desde el punto de vista del conductor:

 

De entrada deberás dedicar un par de minutos para el registro, el cual no es tan sencillo como parece. Deberás llenar un par de formularios personales, también deberás llenar varios detalles de tu vehículo.

 

Para empezar: deberás contar con seguro contra accidentes, tener al día tus antecedentes penales y policiacos, contar con la calcomanía de circulación reciente, tarjeta de circulación, etc.

 

El vehículo no debe tener desperfectos visibles en la carrocería. Debe siempre de estar limpio y demás detalles de presentación. Pero todo este engorroso proceso tiene una buena recompensa: de todos los viajes que realices Uber te dará el 75% de los ingresos.

 

Otras aplicaciones como Urban Taxi ofrecen el 80% porciento de los ingresos a sus asociados, pero no cuentan con la popularidad de Uber. Ahora bien, cabe mencionar que Uber no cumple con varias de las regulaciones que la Municipalidad exige en los pilotos y en las unidades que prestan servicios de transporte. Además, desde el punto de vista fiscal, Uber no es bien visto.

Uber-conductor.jpg

Foto: Uber

 

Uber tiene la peculiaridad de causar polémica a cada país que va, en algunos hasta ha sido vetado, en otros ha sido aceptado a regañadientes, y en otros aún se debate cómo regularlo. Este fenómeno me recuerda al furor que causó Airbnb en varias ciudades de Europa, y es que su modo de operar es similar al de Uber, solo que este segundo es relacionado a alquileres de inmuebles, a la compartición de habitaciones y casas.

 

Solo queda esperar por lo que pasará con Uber. Y la mayoría de estos cambios a futuro pintan para ser desde el ámbito fiscal, ya que la SAT ya está tras las imposiciones y regulaciones con las que Uber debe cumplir. Esto sin contar con todo lo que la Municipalidad capitalina tienen que decir al respecto.

 

Uber, Uber, Uber, ojalá triunfes.

Deja tu comentario:

Lo más nuevo

otros tags