<img src="https://d5nxst8fruw4z.cloudfront.net/atrk.gif?account=MwRGo1IWhe10uG" style="display:none" height="1" width="1" alt="">
Relevante | lunes 4, septiembre 2017 | Por: José Hernández

¿Qué hace a Bitcoin tan adictivo y peligroso?

Una moneda como ninguna otra. Digital, fácil de adquirir, pero difícil de rastrear. ¿Qué hay detrás de esta moneda? ¿Qué la hace tan atractiva y qué riesgos conlleva?


Los bancos suelen ser los lugares más comunes para ahorrar y guardar dinero, a menos que tengas todo en el cochinito o debajo del colchón. Sin embargo, en esta era donde el código abierto suele ser la ley, el Bitcoin se ha abierto espacio dentro de un contexto económico/digital nunca antes visto.


El principio de crear una moneda que no estuviera administrada por un país o una entidad física abría las puertas de la descentralización de la economía tradicional, señalada de cobros e impuestos a los cuentahabientes, rastreo de activos solo para aquellos movimientos que parecieran una amenaza para algunos, aún sabiendo que mucho dinero “sucio” pasaba sin filtro en transacciones.


Por esto, en 2008 Satoshi Nakamoto publicó el código de Bitcoin, el corazón de esta moneda. Y un año después se puso en el mercado. ¿Cómo hacías popular una moneda que no existe afuera de un sistema? La respuesta fue promoverla en entidades financieras como una moneda más, con un tipo de cambio.


Poco a poco fueron sumándose más empresas y redes sociales que permiten la compra y venta de Bitcoins, hasta el punto de poder comprarlos con cualquier tarjeta del sistema: Visa, MasterCard, American Express y otras. Compañías como Microsoft y PayPal permiten y reciben pagos desde hace algunos años.

Los detalles

Las características más importantes de Bitcoin son estas, según su sitio en Wikipedia.


  • La cantidad de unidades nunca podrá exceder los 21 millones de bitcoines.
  • Sin censura, ya que nadie puede prohibir o censurar transacciones válidas.
  • Código abierto. Es decir, el código fuente de Bitcoin siempre debe ser accesible para todos.
  • Sin permiso, ya que nadie puede impedir la participación en la red.
  • Pseudoanónimo porque no se requiere identificación para participar en la red Bitcoin.
  • Permutable ya que cada unidad es intercambiable.
  • Pagos irreversibles. Es decir, las transacciones confirmadas no pueden ser modificadas ni eliminadas. La historia es imborrable.

Algunos expertos temen que grupos terroristas o radicales sean financiados de esta manera o que el pago de negocios, servicios del mercado negro específicamente los ubicados en la Deep Web, sean costeados por medio de Bitcoins.


Lo cierto es que salirse del sistema, y más del económico, representa un riesgo. Sin embargo, esto solo es el inicio. Más de 30 monedas más han salido a la luz y algunas cotizan a la alta en cuestión de dos meses. Casos de persona que sin tener idea de la legitimidad del servicio compraron cien dólares de una de estas nuevas monedas, se hicieron con más de seis mil dólares al tipo de cambio de junio de 2017.


¿Cuál es la trampa en este juego?

Deja tu comentario:

Lo más nuevo

otros tags