<img src="https://d5nxst8fruw4z.cloudfront.net/atrk.gif?account=MwRGo1IWhe10uG" style="display:none" height="1" width="1" alt="">
Tecnología | miércoles 5, abril 2017 | Por: José Hernández

¿Qué tan útil es en realidad un Smartwatch?

Al pensar en un Smartwatch o un wearable, lo primero que se nos viene a la mente es un reloj que funciona como una extensión de tu smartphone. Todo es genial hasta que te das cuenta que tienes que cargarlo todos las noches o que tienes que actualizarlo. Entonces, ¿realmente vale la pena tener uno?

 

utilidad-de-un-smartwatch-shutterstock.png

 

Cuando hablamos de wearables, hablamos más que de relojes inteligentes. Hemos visto cómo estos dispositivos han evolucionado para ayudar a ciertas personas a mejorar su estilo de vida.

 

Durante el SXSW, Thad Staner, un profesor de Georgia Tech, explicaba cómo han salvado vidas de bomberos durante incendios o cómo dos personas con problemas de audición pudieron tener una conversación fluida por primera vez en sus vidas. Luego recordó un episodio donde recibió un mensaje de su esposa justo durante una presentación similar y tuvo que pedir una batería extra para el Google Glass.

 

Esto es exactamente un reflejo de los problemas que muchos usuarios tienen con los smartwatch; o son disruptivos o se quedan sin batería, dejando a un lado su verdadera utilidad. Otros detalles como tener que cargar un dispositivo extra por las noches o la incomodidad que te pueda representar llevarlo contigo, son factores que también han hecho pensar dos veces a los consumidores antes de comprar uno.

 

Entonces reducimos las razones para comprar un smartwatch a dos: o son muy funcionales o muy imperceptibles. Lo cual me recuerda a mi primera experiencia con un reloj inteligente. Era genial, tenía de todo, pero no me gustaba el estilo. Lo hubiera comprado sin pensarlo dos veces si me garantiza todos los beneficios que promete, pero sin que me miraran con él puesto.

 

615X300_Que_tan_util_es_en_realidad_un_smartwatch.jpg

 

Un ejemplo interesante es la chaqueta inteligente que Levi’s desarrolló en conjunto con el Jacquard Project de Google. Esta prenda está fabricada con fibras conductivas que convierten la tela en una superficie táctil. En lugar de adjuntarle una caja negra con los integrados y la batería, adaptaron la tecnología para hacer tela inteligente. Una prenda que sin duda cualquiera de nosotros usaríamos a diario.

 

La idea de tocar las mangas de la chaqueta para enviar comandos a tu smartphone no es diferente a tocar tu reloj para hacer lo mismo, pero el gesto cambia todo. Y aunque la batería se le acabe o si no usas los comandos a menudo, la usarías de todas maneras porque... es una chaqueta cool.

 

“Realmente no piensas en tus lentes cuando los tienes puestos. Miras a través de ellos. Es algo fluido. ¿Podremos hacer wearables que sean más como lentes y no binoculares?”, concluyó Staner en la presentación.

 

La respuesta final sobre si vale la pena invertir en un reloj inteligente, se encuentra en tres factores que deberás determinar. Primero, si te será realmente funcional; segundo, si estás dispuesto a usarlo todo el día; y por último; si impactará tu productividad para bien.

Deja tu comentario:

Lo más nuevo

otros tags