<img src="https://d5nxst8fruw4z.cloudfront.net/atrk.gif?account=MwRGo1IWhe10uG" style="display:none" height="1" width="1" alt="">
Películas y series | lunes 4, septiembre 2017 | Por: Josh Veliz

Reseña de “Lo Que De Verdad Importa”: Humanismo y nada más

La nueva película de Paco Arango ha llegado ya al país. Se trata de “Lo Que De Verdad Importa”, una película que tiene la peculiaridad de ser sumamente benéfica. Qué digo “sumamente”, Paco mismo nos comentó en la premiere de la película que todo lo que se recaude en entradas con la película será donado a AYUVI, una ya muy conocida organización que lucha contra el cáncer infantil en Guatemala. Eso ya de por sí está muy bien.


Antes de empezar con la reseña de la película, que es lo que me concierne, quiero que tengas en mente que solo criticaré los aspectos técnicos de la película, y no lo que la película logre más allá de las pantallas de cine, más allá de lo que es el séptimo arte. ¿Lo tienes claro? Comencemos…

 

Pág+3.jpg

Reseña de Lo Que De Verdad Importa: Sinopsis

La película nos enmarca en la vida de Alec Bailey, un técnico de aparatos eléctricos que vive en Inglaterra. Alec es un auténtico Don Juan, es un adicto a las apuestas, le debe a mucha gente y en fin… es un tipo con una vida bastante descompuesta.


De la nada aparece su tío materno: Raymond Heacock, quien le propone pagar todas sus deudas a cambio de que se mude a Nueva Escocia, Canadá y permanezca ahí al menos 1 año. Al cabo de meditarlo, Alec decide aceptar y termina yéndose a Lunenburg, un pequeño pueblo de Nueva Escocia en donde su tío tiene la casa que le ofreció para hospedarse.


Al llegar conoce a Cecilia, una lugareña que le intenta ayudar a adaptarse al nuevo lugar, a tal punto que le ayuda a colocar un anuncio en el periódico local. Ella es muy bonita, por cierto. Pero ese no es el punto, el punto es que cosas extrañas comienzan a suceder alrededor de Alec.


En resumen Alec tiene el don mágico de curar, y los lugareños lo empiezan a descubrir, lo empiezan a seguir y hasta a adorar. Alec no quiere el don y de acá parte el argumento de la trama.

 

core+DSC_3675.jpg

Detalles que importan

Hay varios detalles que me hicieron pensar que me sentaría a ver un film con tintes religiosos: ya había visto el tráiler y salía un padre que le decía a Alec que tenía que creer, normalmente uno asocia el “poder de curar” con algo religioso, y hasta el mismo Paco usaba mucho las palabras “Dios, diosidencia y bendiciones”, así que por eso creí que vería una cinta de ese tipo.


Al final fue casi todo lo contrario y acá te explico porqué. Para empezar Alec es uno de esos creyentes de Dios, pero como que están peliando con él. Al final no se sabe si cree o no en Dios. Es el mismo Alec quien “revive” al Padre Malloy (Jorge García), es el quien termina siendo “El Curandero” de todos, y como la película al final muestra un homenaje a Paul Newman, no puedo más que concluir con que la película es bastante humanista.


Y no me refiero a que ésto sea algo malo, al contrario, lo que sí considero es que cualquier religioso podría sentirse ofendido porque a mi entender el mensaje de la película termina siendo este: “Lo que de verdad importa es la ayuda social, todo el apoyo que podamos darnos unos a otros” y el mensaje pasa por encima de fe, credos y demás…


Incluso hay una escena en donde Alec le dice a su hermano difunto que le pegue un puñetazo a “ese idiota”, en referencia a Dios o a alguna divinidad celestial. El punto es que así es la película.

 

Jorge-García.jpg

El lado técnico

Ya critiqué el mensaje y la historia, vamos a meternos un poco más profundo en el lado técnico. Estamos ante un drama romántico con tintes de comedia, bastante comedia para ser exacto. Las risas no paraban en la sala.


Tiene escenas muy fuertes en las que Alec (Oliver Jackson-Cohen) se comporta a la altura, de Cecilia (Camila Luddington) ya ni qué decir, es fantástica en todo papel en la que la he visto, quizá me dejo llevar mucho por su hermosura, y en esta película siempre luce despampanante.


La parte que sentí forzada de toda la historia es cuando Abigail (Kaitlyn Bernard) entra a tomar papel. No sé si porque la cinta ya se iba a acabar, o porque ya era hora de presentar el verdadero problema de toda la trama, por lo que sea sentí muy forzada la inclusión y las decisiones que a partir de ella Alec tomó, pero en fin… todo resultó bastante funcional.

 

muelle-vertical.jpg


En cuanto a fotografía: impecable. De la locación ni qué decir: es una hermosura Nueva Escocia y al elenco en general una gran felicitación. Hay otros detalles en los que no vale la pena hacer hincapié por el simple hecho que ya sabemos que éste tipo de historias tampoco es que se vayan a convertir en películas de culto.


Y como te repito, el mensaje de toda la película es la ayuda humana, allí es donde recae la metáfora que Paco quiso crear con “The Healer” o “Lo Que De Verdad Importa”.

Las fundaciones

SeriousFun Children’s Network, Aladina y Lo Que De Verdad Importa, dos fundaciones españolas (la segunda es la de Paco) y la primera, la fundación de Newman, se unieron para la realización de ésta película, película que Guatemala junto a Panamá, Costa Rica y El Salvador, han arropado para la proyección en cines locales.

 

download.png

Conclusiones

Me siento muy emocionado de poder presenciar una película 100 por ciento benéfica, y ya había tenido la oportunidad de ver trabajos anteriores de Paco: Maktub, por ejemplo. En donde por cierto, Jorge García ya había sido parte del elenco también.


Solo me queda decir: bien por Paco, bien por la beneficencia humana y bien por todos esos proyectos audiovisuales que tienen por único fin el bien común. ¡Gracias Paco!


¿Ya viste la película? ¿A ti qué te pareció? ¿Qué te parecen este tipo de proyectos audiovisuales?

Deja tu comentario:

Lo más nuevo

otros tags