<img src="https://d5nxst8fruw4z.cloudfront.net/atrk.gif?account=MwRGo1IWhe10uG" style="display:none" height="1" width="1" alt="">
Software y Apps | lunes 2, enero 2017 | Por: Josh Veliz

Spotify tira la casa por la ventana (otra vez)

Spotify no quiere darse por vencido: no quiere que termine el año sin que te logre convencer de volverte un usuario premium. Y aunque las razones para contar con Spotify premium sobren, debemos evaluar los pros y los contras que esta decisión nos puede generar…

Debemos tener en claro que para adquirir esta oferta deberemos pasar por la caja registradora y sacar la billetera; hacer uso de una tarjeta de crédito o de débito. También podrás utilizar Paypal como medio de pago. Todo esto te lo comento debido a que Spotify necesitará debitar de antemano los US$0.99 de alguna parte de tus finanzas.

 

Ten en consideración que si ya probaste Spotify en su versión premium, no podrás disfrutar de esta oferta. Si aún no has probado todo lo que Spotify ofrece en su más alta versión, no te quedes ahí varado, consigue esa oferta antes de que se acabe.

 

También debes considerar que si por alguna razón Spotify no llena tus expectativas y quieres darle de baja al servicio, será mejor que lo hagas antes que se cumplan estos 3 meses. Si no lo haces, al agotarse el tiempo de oferta, es decir, los 3 meses, Spotify cargará un nuevo mes al medio de pago que hayas elegido.

 

Considera que el nuevo mes que Spotify cargará a tu cuenta no costará US$0.99, sino US$5.99. Y así será sucesivamente hasta el final de los tiempos, o hasta que decidas deshacerte del servicio, aunque seré franco contigo, esa idea de darle de baja al servicio quedará arrumbada al fondo del cajón de cosas que nunca harás.

 

 

Spotify-1.jpg

Imagen: Spotify 

 

¿Qué obtienes al hacerte usuario premium de Spotify?

De entrada tienes que saber que tendrás acceso a más de 30 millones de canciones. Todas en alta calidad. Podrás descargar toda la música que quieras (o la que te logre caber).

 

Podrás usar tu cuenta en múltiples dispositivos: Android, Windows Phone, iOS, en el Chromecast, Apple TV, en tu Xbox o Play Station, en Android TV, Apple TV, en Mac o PC. Y por supuesto, en la web.

 

Ya no más publicidad: ni banners ni anuncios en audio entre canciones. Volviendo al tema de descargar canciones… desde el momento de descargar cualquier canción, tú podrás acceder a ella y escucharla sin requerir de conexión a Internet. Además tú eliges la calidad de la descarga: ya sea la normal de 96 kbps, la alta de 160 kbps o la más alta, la calidad extrema de 320 kbps.

 

Con respecto a la calidad de la música descargada, debes tener en cuenta que mientras más alto sea el bitrate (la calidad de audio del streaming), más espacio ocupará. Por lo que si tienes un dispositivo de poca capacidad de almacenamiento, pero quieres tener algo de buena música contigo, será mejor que selecciones muy bien la música que realmente quieres descargar, y que lo hagas a una calidad normal. Se puede vivir bien con la calidad normal que Spotify ofrece.

 

Spotify Connect es de la última función de la que te hablaré en respecto a los beneficios de ser usuario premium. Esta función tiene la particularidad de permitirnos controlar todo el contenido que estemos escuchando en nuestro perfil de Spotify, y mandarlo a cualquier otro dispositivo en el cual queremos escucharlo. Todo esto, dejando como mando al primer dispositivo. Por ejemplo: desde mi iPhone puedo mandar a Chromecast lo que yo quiera escuchar y reproducirlo sin problema.

 

Spotify-2.jpg
Imagen: Spotify 

No, no me he olvidado de los contras. Es que realmente aún no me he topado con muchos. Quizá sea esa nostalgia de descargar música y guardarla en mi celular lo que haga que aún vea como un contra estar atado a la música por streaming. El precio es lo de menos, es cómodo y más aún si contratas el plan familiar, el cual te permite contar con cinco perfiles extras al tuyo. Y todo por US$8.99.

 

A la hora de poner como tono de alarma o llamada una canción que nos guste, es donde nos vamos a encontrar con un nuevo problema. Si bien podemos recurrir a aplicaciones externas, el simple hecho de tener que recurrir a una nueva app para lograr esto, puede llegar a resultarnos molesto.

 

Para terminar, creo que pasarme a Spotify en su versión premium ha sido una de las mejores decisiones que he tomado. Pasarme a la versión family ha sido mucho mejor. De momento solo queda seguir disfrutando de todo lo que el gigante escandinavo de la música por streaming nos puede brindar.

 

Creo que en mi experiencia como usuario de Spotify  premium he podido conocer más pros que contras. Y es que no siempre podía conseguir la música en alta calidad, a veces tenía que conformarme con descargarla con algo menos que baja calidad, carátulas erróneas, metadatos que hacían conocer más a la página de dónde la descargabas que al artista en sí, etc. Esos tiempos han pasado y quizá ya va siendo hora de terminar de adaptarnos a la nueva forma de escuchar música: streaming.

 

¿Conoces tú más contras o pros? ¡Cuéntanos!

Deja tu comentario:

Lo más nuevo

otros tags