<img src="https://d5nxst8fruw4z.cloudfront.net/atrk.gif?account=MwRGo1IWhe10uG" style="display:none" height="1" width="1" alt="">
Tecnología | viernes 17, febrero 2017 | Por: Josh Veliz

Te contamos qué es el USB-C y cómo nos afectará

La tecnología avanza, eso es algo que a cada momento podemos notar, todos los meses hay algo nuevo, algo mejorado, etc. Y el avance llegó hasta el tradicional puerto USB, que luego de sustituir al disquete, se había mantenido sólido en su puesto, y no había sufrido más que mejoras en el rendimiento y velocidad.

Pero hablemos del USB-C y qué es lo que significará para nuestro futuro tecnológico, pues de este nuevo puerto se han escuchado tantas cosas que quizá ya no sabes qué pensar, así que saquemos conjeturas de una vez por todas.

 

"Surge por la necesidad de unificar, de crear un conector multipropósito y reversible." 

Surgimiento

El USB-C surgió como han surgido todos los USB anteriores: del acuerdo entre los mandamases del USB-IF. El “IF” es por Implementers Forum, o traducido al español: Foro de Implementadores.

 

Los mandamases no son más que los gigantes de la tecnología: Microsoft, Apple, NEC, Intel, HP, Samsung y Dell. Ellos fueron quienes decidieron el destino del USB desde el 2014.

¿Por qué nació?

El USB-C más allá de surgir por la necesidad de más velocidad o mejor rendimiento, surgió con la intención de unificar los puertos de una vez por todas, y hacer un cable multipropósito. Esto convenía al sector tecnológico, pues de esta manera trazarían mejor las nuevas implementaciones en sus dispositivos.

 

Apple tenía el lightning y el resto de la humanidad el micro USB, solo por darte un ejemplo. 

 

Macbook-usb-c-[apple].jpg

Foto: Apple

¿Qué es lo que puede hacer el USB-C que no pueda el tradicional USB?

Esta es la parte buena de la nota, y de la que parten muchas conjeturas que podamos sacar. Porque aunque no nos guste la idea de cambiar ya sea por estar acostumbrados a lo típico, por miedo o por nostalgia, el nuevo puerto USB-C promete superar en sobremanera a sus antecesores.

 

"El USB-C es un todo terreno, un conector que nos hará más rápida y fácil la vida."

Es totalmente reversible

Al igual que el lightning de Apple, el USB-C no tiene un lado “bueno” por donde conectarlo, así que no importará de qué lado lo enchufes. Además, es igual de ambas puntas, por lo que no habrá problema por ver en dónde va cada extremo.

Es eficiente

Si conoces el USB 3.1, las especificaciones del USB-C te parecerán familiares…

 

  • 10 Gigabytes por segundo de lectura/escritura
  • Soporta 100 W de energía y los convierte hasta en 20V y 5A

 

Mate-9-usb-c-[huawei].jpg

Foto: Huawei

Desventajas del USB-C

Luego de conocer las características y lo bueno que puede hacer el USB-C, es momento de pasar al apartado que la mayoría de los que aún no conocen este nuevo puerto quieren saber, las desventajas:

Adaptadores

El USB-C es una tecnología muy nueva, por lo que aún no está implementada en muchos dispositivos. Apple apenas lo implementó a finales del 2016, en su nuevo MacBook Pro. Y solo algunos dispositivos de gama alta lo están adoptando, por lo que caer en la compra de varios adaptadores resultará necesario, aunque es bueno mencionar que un par de adaptadores serán suficiente, después de todo el USB-C es un conector multipropósito.

Confusión

Al ser utilizado para carga y para transmisión de datos, el USB-C podría llegar a causar confusión, y es que cada fabricante dispondrá un uso determinado para cada cable, pero es en cuestiones de usabilidad en las que el consumidor podría tener problemas al no tener tan a simple vistas las especificaciones, algo que esperamos se mejore próximamente.

Conclusiones

No debemos temer al cambio cuando éste es para mejorar, así que si aún eres escéptico de todo este gran revuelo que está trayendo consigo el USB-C, es comprensible, pero eso no significa que te limites a probarlo.

 

 

HyperDrive-USB-C-Smartphone-Adapter-[hypershop].jpg

Foto: LG 

 

Te aseguro que valdrá la pena, yo ya lo he probado en recientes teléfonos de gama alta, y sí, en efecto son más rápidos en transferencias, en carga y además, el dispositivo es capaz de funcionar como batería externa, algo que en realidad va muy bien.

 

Si el futuro tiene puertos y cables USB-C, no debemos temer al cambio, pues al final de cuentas, cuando acabe de implementarse esta tecnología, ya no resultará tan engorroso usarlo. 

 

¿Qué piensas acerca del USB-C? ¿Ya lo has probado?

Deja tu comentario:

Lo más nuevo

otros tags