<img src="https://d5nxst8fruw4z.cloudfront.net/atrk.gif?account=MwRGo1IWhe10uG" style="display:none" height="1" width="1" alt="">
Películas y series | viernes 27, enero 2017 | Por: Josh Veliz

¡Ya vimos La La Land! esto fue lo que nos pareció…

Ya pasó bastante tiempo desde que un musical figuró dentro del séptimo arte. Chicago fue ese último musical y fue por el año 2002 en que se estrenó. Consecuente a la buena aceptación que tuvo, figuró dentro de los premios Óscar, pues se cargó con la presea de Mejor Película.

 

Y ahora La La Land es ese musical que figura dentro del mundo del audiovisual. Ya fue mucha la atención que acaparó que ahora saber que se ha hecho con 14 nominaciones en los Óscar, nos hace pensar que está encaminada para ser protagonista la noche del 26 de febrero.

 

Resulta que La La Land desembarcó ayer, 26 de enero, en todos los cines de Guatemala. Sabemos que es un poco tarde si nos fijamos en la fecha de estreno, pero vamos, no nos ha ido tan mal como con Hell or High Water, también conocida como Comanchería, de la que no hay ni rastros de que venga a Guatemala.

 

 

La-La-Land-resena-1.png

Foto: Kodak

 

El punto es que como buen cinéfilo fui al estreno de La La Land: Ciudad de Sueños. Y sí, así fue como se tradujo para Latinoamérica el título de la película, y está bien que no le hayan modificado tanto el nombre original.

 

Recomendada al 100

 

Antes de entrar en el spoiler, he de decir que recomiendo altamente La La Land, y que luego de ver 7 de las 9 películas nominadas a la Mejor Película del 2016, creo que La La Land podría llevarse ese premio sin despeinarse. Aunque claro está, tengo que ver las otras 2 (Hell or High Water y Hacksaw Ridge).

 

Y es que Damien Chazelle lo ha hecho de nuevo. Sus grandes influencias musicales cosechadas desde los inicios de su vida se han visto tan bien evocadas en sus películas, Wiplash es el primero y destacable ejemplo de ello.

 

El jazz vuelve a aparecer en esta película, y es que como Chazelle ya lo ha dicho, es un gran amante de este género. Y La La Land es una enorme y bella pieza de buen Jazz.

 

Ya sea que te gusten los musicales o que no te llamen tanto la atención, La La Land está encaminado para gustar hasta a los más grandes críticos.

 

Así que este fin de semana, o cancelas tus planes o reajustas tu tiempo, pero tienes que ver sí o sí esta película, no te arrepentirás de nada.

 

Acá te dejo los enlaces para que de una vez compres tus pases para ir a ver la película:

 

Albacinema; Cinépolis; Cinemark

 

ALERTA DE SPOILER

 

No sigas leyendo…

 

Hablaba con un amigo sobre si la película estaba situada en otra época y qué época era esa. ¿80´s, 70´s? Ninguna de esas épocas, la película es contemporánea y te lo muestra de entrada. Aunque es de destacar que el vestuario usado en la película es atemporal.

 

La película no pudo iniciar de mejor forma que con un gran número musical en una autopista congestionada. “Another Day Of Sun” es la canción que utiliza este número, 1 de las 15 canciones del álbum de la película.

 

Argumento 

El argumento de la película parte en que Sebastian (Ryan Gosling), un amante del jazz puro, y Mia (Emma Stone), una aspirante a actriz, buscan su sueño en la Ciudad de las Estrellas: Hollywood. Es de ahí en donde parte la película y de ese mismo hilo penderá todo.

 

La película se divide en 4 partes, que coinciden con las 4 estaciones del año: primavera, verano, otoño e invierno. Esta forma de dividir la película hizo recordarme un poco de 500 Days of Summer.

 

En ese vaivén de tocar puertas y buscar oportunidades por parte de los protagonistas es de donde echó mano Chazelle para encaminar la mitad de la película. La otra mitad pende del hilo de las consecuencias que acarrea el “conseguir los sueños”, todo lo que implica y lo que se pierde por ello.

 

 

La-La-Land-resena-2.png

Foto: Kodak

Lo que no se puede pasar por alto

Sería raro ver La La Land y no hablar de los planos secuencia y el color majestuoso de la cinta. El muy bien aprovechado uso del CinemaScope y de las locaciones. Linus Sandgren sin duda está bien encaminado a competir por el premio a la Mejor dirección de Fotografía.

 

La música que compuso Justin Hurwitz es un deleite. Del guión ni hablar, es consistente, y las poco más de 2 horas que dura la película se pasan volando. De Chazelle solo quedan elogios por como ha fusionado la música con el cine, realmente fusiona muy bien sus 2 grandes pasiones. 

 

Grandes referencias al cine musical de antaño como Singin’ in the Rain y The Band Wagon. Aunque hay muchas más referencias, así que acá te dejó un vídeo más explicativo.

 

https://vimeo.com/200550228

 

Conclusiones

Lo que resulta de la unión de dos artes es pura sublimación. En Damien Chazelle convergen estas dos ramas del arte, la música y el cine, y lo exterioriza de una forma tan natural que parece fácil. Fenomenal.

 

No me quiero extender más, porque aún estoy digiriendo todo el estrago de sentimientos encontrados que La La Land dejó en mi. Aunque no creo superarlo si sigo escuchando el álbum de la película, el cual por cierto puedes encontrar en las principales plataformas de música por streaming.

 

Lo brillante del film es ese juego entre lo que pudo ser y lo que nunca fue, algo que te termina dejando con un sabor agridulce en la boca, si ya la viste sabrás a lo que me refiero, si no la has visto, te advertí que no siguieras leyendo.

 

Solo me queda agradecer a Chazelle por tan brillante película. Y ahora a replantear el ranking de mis películas favoritas de todos los tiempos.

 

¿Qué te pareció la película?

Deja tu comentario:

Lo más nuevo

otros tags